Lifting cérvico facial

¿Qué es el lifting cérvico facial?

Con el envejecimiento el rostro y el cuello sufren muchos cambios que simbolizan el paso de los años y la edad. Uno de esos cambios es la caída de la piel tanto en el rostro como en el cuello. Esto puede ser debido a varios factores. Entre ellos la genética, la exposición al sol, el estrés o el cansancio. El lifting cérvico facial es la técnica mediante la cual se reafirma, se levanta y se estira la piel y se consiguen paliar todos esos símbolos de envejecimiento. Una de las zonas más tratadas mediante el lifting cérvico facial es la de la papada. Es importante dejar claro que mediante esta técnica no se va a lograr un rejuvenecimiento total. Lo que se logrará es una mejora y sobre todo el bienestar del paciente.

En Clínica Luanco contamos con un equipo de cirujanos que realiza un estudio de cada paciente. Tratamos a cada uno de forma personalizada para obtener los mejores resultados según el objetivo y las características de cada persona.

Candidato ideal para el lifting cérvico facial

Son varios los factores que influyen a la hora de determinar si una persona, sea hombre o mujer, es idónea para someterse a este tipo de intervención quirúrgica. En Clínica Luanco nuestros cirujanos lo primero que llevan a cabo es una consulta con los pacientes para conocer de primera mano su situación y determinar si son o no aptos para el lifting cérvico facial. Es fundamental que el médico especialista conozca cuáles son las pretensiones de los pacientes para determinar si esta es la técnica adecuada para los resultados que pretende. Hay casos en los que se decide llevar a cabo más de una técnica al mismo tiempo ya que el resultado será aún mejor.

Entre las características que hay que tener en cuenta está la edad. Lo recomendable es que las personas que quieran realizarse esta intervención tengan cincuenta años o más, una edad en la que ya han aparecido los signos de envejecimiento. También hay que comprobar que exista la caída de la piel en el rostro y cuello. Otro de los puntos a estudiar es el estado de la piel. También hay que tener presentes otros factores como el estado de salud tanto físico como psicológico de la persona interesada para determinar si es o no un buen candidato

Cirugía: El lifting cérvico facial

Esta operación tiene una duración aproximada de dos horas. En el caso del lifting cérvico facial se puede utilizar tanto la anestesia general como la local con sedación. Dependiendo de cada intervención y de cada paciente se optará por una u otra siempre teniendo en cuenta el bienestar y el buen resultado de la intervención.

En cuanto a la técnica que se sigue, se realiza una incisión alrededor de la oreja o por la zona posterior del cabello. A continuación se procede a retirar la piel sobrante. Después se tensan los músculos y se recoloca la piel para conseguir el efecto deseado. Hay ocasiones en las que hay que realizar las incisiones por la zona del mentón. Suelen ser las menos pero hay veces que es mejor retirar de esa zona y tensar de ahí para que el resultado sea el deseado.

Una vez realizado todo esto se procede a la sutura y al vendaje de la zona. A continuación comenzará el postoperatorio, fundamental para el buen resultado de la operación.

Postoperatorio del lifting cérvico facial

El postoperatorio del lifting cérvico facial es sencillo. Dependiendo de cómo haya ido la intervención el paciente se podrá ir a las pocas horas a casa o permanecer una noche ingresado. Hay veces que en Clínica Luanco optamos por el ingreso hospitalario para tener un mejor control de las horas posteriores a la operación. Durante los primeros días es habitual que haya algo de dolor e inflamación. Para ello los médicos darán indicaciones sobre qué medicamentos utilizar.

Durante los días posteriores al lifting hay que seguir algunas pautas. El paciente que se haya sometido a esta intervención tendrá que hacer uso de una cinta elástica para aguantar el estiramiento en la zona. Hay que evitar la exposición al sol. También es recomendable utilizar algunas cremas o pomadas para la buena recuperación de las cicatrices. En cuanto a la posición hay que tener en cuenta que lo mejor es no agachar la cabeza y estar el mayor tiempo posible en una posición recta.

En Clínica Luanco hacemos hincapié en que cada vez que uno de nuestros pacientes tenga dudas sobre el postoperatorio del lifting cérvico facial acuda a nosotros. Nuestros cirujanos le resolverán todas las dudas y le darán las pautas a seguir para que el resultado, que será definitivo cuando pasen unas semanas, sea el mejor.

Síguenos