Liposucción

¿Qué es la liposucción?

La liposucción es la técnica quirúrgica mediante la que se elimina la grasa de una determinada zona. Se puede realizar en diferentes partes del cuerpo. Lo habitual es que se haga en abdomen o caderas, pero también se realiza en papada, brazos, piernas, muslos, nalgas o cuello entre otras.

A la hora de someterse a una liposucción hay que tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar hay que tener claro que no se trata de una intervención contra la obesidad. La retirada de la grasa influye en el peso y en la morfología del cuerpo, pero no es un tratamiento que sirva para combatir el exceso de peso. También hay que saber que el hecho de someterse a una liposucción no implica que después no haya que cuidarse. No es una intervención milagrosa. Para mantener los resultados habrá que seguir ciertos hábitos saludables

En Clínica Luanco contamos con cirujanos especializados en este tipo de técnica. Nuestro equipo médico se encarga de estudiar cada caso de forma personalizada y de dar las pautas necesarias a cada paciente para lograr los mejores resultados.

Candidato ideal para la liposucción

Antes de llevar a cabo la liposucción nuestro equipo de cirujanos debe determinar si el candidato es apto someterse a ella. En la primera consulta, además de informar al paciente sobre cómo es la intervención y los resultados que se pueden obtener, los cirujanos estudiarán cada caso de forma personalizada para determinar si el candidato, ya sea hombre o mujer, es ideal o no.

Lo primero que hay que comprobar es que exista cúmulo de grasa en determinadas zonas del cuerpo. La liposucción es la técnica que se encarga de eliminar esa grasa sobrante y si no la hay, no es la técnica adecuada. Otros de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de decidir si la persona interesada se puede realizar la liposucción son la edad, el peso y el estado de salud físico y mental. Es fundamental realizar un estudio de la piel, ya que dependiendo de su estado la liposucción puede estar contraindicada. Es decir, si la piel está flácida, si cuelga demasiado, es mejor no someterse a esta intervención o acompañarla de otras que al mismo tiempo mejorarán el estado de la piel. Esto se debe a que al realizar la retirada de grasa la piel después debe adaptarse a la nueva forma del cuerpo. Y si previamente ya no existe esa adaptación, después será aún más complicado que se lleve a cabo. 

Cirugía: La liposucción

La duración de la cirugía depende de las zonas a tratar, pero por lo general tiene una duración de aproximadamente dos horas. Lo primero que hace el médico es marcar las zonas que se van a intervenir. A partir de ahí comienza el proceso de extracción de grasa. Normalmente la anestesia que se usa es general, salvo cuando la zona a tratar es muy pequeña y la duración de la intervención es menor de lo habitual. En este caso se utilizará la anestesia local. Para llevar a cabo la liposucción se realiza una incisión en la zona a tratar y se introducen unas cánulas por las que se realizará la aspiración de la grasa. Durante la intervención es importante tener en cuenta que el paciente va a perder mucho líquido, de ahí que se administren fluidos por vía intravenosa.

Una vez finalizada la aspiración de la grasa en las zonas a tratar, se realiza la sutura. Después se coloca una faja para el mantenimiento y la protección de la zona. A partir de ahí comienza el postoperatorio, fundamental para conseguir buenos resultados.

Postoperatorio de la liposucción

El postoperatorio de la liposucción es sencillo y poco doloroso. En Clínica Luanco solemos optar por ingresar a nuestros pacientes al menos una noche. De esta manera tenemos un mayor control de la evolución en las horas posteriores. Aunque es cierto que en algunos casos basta con estar unas horas en la clínica para recibir el alta. Durante el mes posterior a la intervención el paciente debe llevar una faja para controlar las cicatrices, la hinchazón y la buena adaptación de la piel. Las primeras semanas no se deben realizar esfuerzos físicos. En cuanto al cuidado de las cicatrices hay que evitar la exposición al sol y tratarla según las indicaciones de los médicos.

No hay que olvidar que los resultados de una liposucción no son inmediatos. Al mes se comienzan a apreciar y con el paso de los meses será cuando ya se vea la nueva figura. En Clínica Luanco acompañamos a nuestros pacientes durante todo el proceso de la operación, en el que está incluido el postoperatorio. 

Síguenos