Lifting cérvico facial

Lifting cérvico facial

Cuando la flaccidez y el descolgamiento de los tejidos de cara y cuello es el problema, cuando no es suficiente, con otros tratamientos: hilos, rellenos… Usted debería considerar la posibilidad de hacerse un lifting.

En nuestras manos es un tratamiento seguro, de rápida recuperación, con resultados excelentes, duraderos en el tiempo y absolutamente naturales.

La edad, los efectos de la gravedad, la exposición al sol, y el estrés de la vida diaria pueden reflejarse en su cara. Se forman pliegues profundos entre la nariz y la boca; la línea de la mandíbula deja de estar recta y se descuelga; aparecen pliegues, grasa en el cuello o se manifiestan las bandas del músculo platisma.

El lifting facial no puede parar este proceso de envejecimiento. Lo que si puede hacer es “retrasar el reloj”, mejorando los signos mas visibles de la edad mediante la extracción del exceso de grasa en el caso de cuellos con “papada”, el tensado de los músculos subyacentes, y readaptando la piel de la cara y el cuello, extirpando toda la sobrante.

El lifting facial puede ser hecho solo o en conjunción con otros procedimientos como lifting frontal, cirugía de los párpados o remodelación nasal.

En la consulta  el Dr. Luanco, experto en cirugía del rejuvenecimiento facial, le explicará todos los datos que precise

Los mejores candidatos para el lifting cérvico facial

El mejor candidato para un lifting facial es un hombre o una mujer cuya cara o cuello haya comenzado a descolgarse, cuya piel tenga elasticidad, y cuyas estructuras óseas sean fuertes y bien definidas. Mejores las caras alargadas y delgadas, que las redondas y rellenitas.

La mayoría de los pacientes están entre los 40 y los 60, pero los lifting faciales pueden realizarse con éxito en pacientes con 70 y 80 años también. Según la edad y el grado de envejecimiento será la técnica que utilicemos.

El lifting facial va a hacer que parezca más joven y fresca y va a aumentar su autoconfianza.

Estudiaremos su caso en concreto, y veremos sus necesidades y expectativas

Las complicaciones que pueden ocurrir incluyen hematomas (colección de sangre bajo la piel que debe ser extraída). Daños a los nervios que controlan los músculos faciales (generalmente temporal). Infección, y reacciones a la anestesia. En los fumadores puede haber daño vascular de la piel, y mala cicatrización. Es imprescindible dejar de fumar al menos dos semanas antes de la cirugía.

La cirugía del lifting cérvico facial

Planificación de la cirugía

Los lifting faciales son procedimientos muy individualizados. En su primera consulta evaluaremos su cara, incluyendo la piel u la estructura facial, y discutiremos los objetivos del tratamiento.

Es importante revisar las condiciones médicas que pudieran causar problemas durante o después de la operación, tales como hipertensión arterial no controlada, problemas de coagulación, o tendencia a cicatrices hipertroficas. Asegúrese de decirnos si fuma o toma alguna medicación, especialmente aspirinas o medicamentos que afecten la hemostasia normal.

Le explicaremos las técnicas quirúrgicas y anestésicas disponibles, el régimen de ingreso preciso, y los riesgos y costes del tratamiento. No olvide preguntar sus dudas especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas y el resultado esperado.

Preparación de la cirugía

Le daremos instrucciones especificas sobre cómo prepararse incluyendo aspectos como lo que debe comer y beber, el fumar, o el evitar ciertas medicinas y medicación. Es especialmente importante dejar de fumar al menos una semana o dos antes y después de la cirugía. El tabaco disminuye el flujo sanguíneo a la piel, y puede interferir con la curación de las heridas.

Si lleva el pelo muy corto, podría ser aconsejable dejárselo crecer un poco antes de la intervención, hasta que este lo bastante largo como para ocultar las cicatrices mientras maduran.

Si el tratamiento se realiza como paciente ambulatorio (es decir sin ingreso), debe asegurarse de que un acompañante adulto y responsable le acompañe.

Dónde se realiza la intervención

Realizamos esta intervención en hospital, ya sea ingresado o ambulatorio, cirugía por la mañana y alta a última hora de la tarde o al día siguiente, dependiendo de cada caso.

Tipos de anestesia

Hacemos la mayoría de los lifting bajo anestesia local y sedación.

Preparando la cirugía del lifting cérvico facial

El lifting facial generalmente requiere de dos a tres horas, fundamentalmente cuando se asocia a otros procedimientos.

Cada paciente es diferente por lo que el procedimiento presenta variaciones según el caso particular. La exacta colocación de las incisiones y la secuencia del tratamiento dependen de la estructura facial y la técnica empleada.

Las incisiones generalmente comienzan sobre la línea del pelo (prepilosas), siguen la línea natural por delante de la oreja y se curvan por detrás del lóbulo auricular, introduciéndose el pelo situado tras la oreja. Si es preciso hacer algo en el cuello, ( tratar las bandas cervicales del platisma yo liposucción) puede ser necesaria una pequeña incisión bajo el mentón.

Los tejidos y músculos de cara y cuello son separados; la grasa es extirpada o succionada y se tensan los músculos subyacentes.

En general, despegamos la piel de cara y cuello, en mayor o menor extensión según cada caso, asociamos liposucción de cuello cuando es preciso y tratamos los planos profundos, el SMAS, de la cara , para que el resultado sea mejor y mas duradero.

Después de tensar los tejidos profundos, el exceso de piel es extirpado.

Tras la cirugía se deja temporalmente un pequeño drenaje detrás de la oreja , y se coloca un vendaje para disminuir molestias e hinchazón.

Con frecuencia lo asociamos a lipofilling para mejorar el resultado, y en ocasiones con blefaroplastia.

El postoperatorio del lifting cérvico facial

Después de la cirugía las molestias no son significativas. El lifting cérvico facial  no duele. Si hay generalmente un pequeño disconfort este es atenuado con medicación. Es bastante normal un acorchamiento de la piel que desaparecerá en unas pocas semanas.

Es importante mantener la cabeza elevada durante un par de días con objeto de disminuir en lo posible la hinchazón. Dormir boca arriba y con dos almohadas.

El drenaje se quita aproximadamente en 24 horas, y los vendajes se mantienen entre uno y tres días según los casos. No se sorprenda de que la piel de la cara este amoratada e hinchada. Tenga en mente que en unas pocas semanas su aspecto será normal.

Nuestros pacientes están un tiempo mínimo con vendajes (de dos a tres días) , luego pueden ya ducharse y lavarse el pelo. Usarán una banda facial durante tres semanas, pero solo para estar en casa y dormir.

La mayor parte de las suturas se quitan entre el sexto y el duodécimo día. El cuero cabelludo tardará un poco más en cicatrizar y sus puntos serán extraídos unos días más tarde.

La mayoría de las cicatrices estarán escondidas dentro del pelo y en los pliegues normales de la piel. 

Vuelta a la normalidad

Podrá hacer una vida normal en uno o dos días, pero debe tener especial cuidado durante la primera semana tras la cirugía. Sea especialmente cuidadoso con su cara y su pelo, ya que su piel estará inflamada y adormecida

Le daremos instrucciones específicas para volver gradualmente a su actividad normal. Éstas incluyen el evitar actividades físicas fuertes durante al menos dos semanas, evitar el alcohol, y no darse  saunas durante algunos meses.

Al principio su cara puede parecer demasiado tensa y algo inflamada y sus movimientos ligeramente rígidas, e incluso las cicatrices se notaran un poco al principio. Hacia la tercera semana su aspecto será mucho mejor. La mayoría de los pacientes vuelven al trabajo entre diez días y dos semanas tras la cirugía. Con ayuda de maquillaje es posible disimular los restos inflamatorios y moratones que aun puedan persistir. 

Su nuevo aspecto

Los cambios serán evidentes con el paso de las semanas conforme la inflamación desaparezca. Su piel poco a poco recupera la textura que tenía antes de la intervención y sus gestos se irán normalizando de manera que recupere su personalidad con un aspecto mas joven. Las cicatrices irán atenuándose y serán difícilmente visibles.

Tras la cirugía la cara presentará un aspecto más joven y fresco.

Clínica Luanco, referencia en lifting cérvico facial

Por qué en lifting cérvico facial el Dr. Luanco es referencia:

  • Años de experiencia.
  • Cientos de pacientes operadas.
  • Resultados excelentes y naturales.
  • Ausencia de complicaciones.
  • Rápida recuperación.
  • Análisis del envejecimiento facial.
  • Guía básica para el análisis y tratamiento integral de la cara envejecida.

Voy a explicar brevemente cómo estudiar una cara envejecida:

Primero: Valorar el grado de descolgamiento de la piel de la cara y del cuello. Cuando el grado de flaccidez y descolgamiento es importante, la única opción útil es la cirugía: Lifting adaptado a cada paciente.

Segundo: Valoración de los párpados. Si hay bolsas y exceso de piel (párpado caído), la solución es también quirúrgica: Blefaroplastia.

Tercero:

-Arrugas de expresión: son dinámicas y son sobre todo del tercio superior de la cara, arrugas del entrecejo,  de las patas de gallo, de la frente… Su tratamiento es la toxina botulínica.

-Pliegues. Sobre todo el naso-labial, los de marioneta… Su tratamiento son los rellenos o fillers de ácido hialurónico, grasa propia (lipofilling) . A veces hilos si hay poca flacidez.

Cuarto: Cómo está la piel de la cara. Manchas, rojeces, arrugas finas de la piel, falta de hidratación. Pueden requerir otros tipo de tratamientos como la mesoterapia con vitaminas y ácido hialurónico, bioestimulación con sus propios factores obtenidos de plasma con plaquetas, luz pulsada, láser… Cada paciente puede requerir una cosa.

Con todo esto hay que hacer un proyecto de tratamiento a la medida de cada paciente, de sus deseos y de sus expectativas . Combinando los diferentes tratamientos tendremos los mejores resultados.