Lifting crural, Lifting braquial

Lifting crural, Lifting braquial

Este tipo de intervenciones suelen ser solicitadas por pacientes que han sufrido una importante pérdida de peso, generalmente por un tratamiento de obesidad. En el caso de los brazos, no tiene porqué haber existido una obesidad previa, pero si suele existir el antecedente de una pérdida de peso o masa muscular.

¿Cómo se realiza el lifting crural y lifting braquial?

Estas cirugías consisten en la extirpación de todo el exceso de tejido a estos niveles, para recuperar un bonito contorno de los brazos o las piernas.

El lifting de muslos puede ser más o menos amplio dependiendo del grado de flacidez y excedente de tejido. Cuando el problema afecta solo a la cara interna de los muslos, puede realizarse la extirpación a través de una incisión a nivel del pliegue inguinal y cara interna del muslo, bajo anestesia local y sedación. Cuando es necesario corregir todo el contorno del muslo, se precisará realizar una cicatriz circunferencial y la intervención se realizará bajo anestesia general o raquídea.

Postoperatorio del lifting crural y del lifting braquial

Durante el postoperatorio inmediato, la paciente deberá acudir a consulta para la realización de curas con relativa frecuencia, y llevar la prenda de presoterapia durante un mes. Sentirá ciertas molestias, fundamentalmente la primera semana, por lo que le indicaremos la pauta analgésica que debe seguir. Es muy conveniente que se incorpore a su actividad normal lo antes posible. Las únicas limitaciones que tendrá durante algún tiempo serán las de cargar peso y realizar actividades deportivas.

Complicaciones

Las complicaciones que pueden surgir tras este tipo de intervenciones son:

  • Hematomas, se producen por sangrado en el postoperatorio inmediato. Para detectar esta posible complicación lo antes posible, colocamos sistemáticamente unos drenajes aspirativos en las zonas intervenidas, ya que éstas van a estar ocultas bajo la prenda de presoterapia. Suele tratarse de pequeños hematomas que pueden ser drenados manualmente siendo muy poco frecuente la necesidad de una reintervención.
  • Puede producirse una pérdida transitoria de la sensibilidad cutánea en las zonas intervenidas, que suele recuperarse completamente en varios meses.
  • En algunos casos puede producirse un acumulo de liquido inflamatorio (seroma) en la parte más declive de las zonas tratadas. Cuando sea necesario procederemos a aspirar mediante punción dicho líquido acumulado para acelerar el proceso de recuperación.
  • Las cicatrices necesarias para realizar este tipo de intervenciones se sitúan en zonas donde la piel es muy fina ( cara interna de brazos, pliegue inguinal ), por lo que pueden producirse problemas de cicatrización. Para evitarlo indicaremos a la paciente lo que debe hacer en cada momento para conseguir unas cicatrices con el mejor aspecto posible.

La Dra. Ruiz Garzón es una destacada especialista en este tipo de intervenciones. Ella valorará su caso, y le explicará en detalle cuanto desee conocer.

Complicaciones tras la operación

Las complicaciones que puede experimentar el paciente tras haber sido intervenido pueden ser de distinta índole. En este sentido pueden aparecer hematomas, que se producen por sangrado en el postoperatorio inmediato. En todo caso este tipo de coloraciones de la piel han de permanecer vigiladas por si viéramos alguna anomalía que pueda darse. Para evitarlos, justo después de la operación se colocan una serie de drenajes aspirativos en las zonas intervenidas.

Otra de las contraindicaciones postoperatorias es que puede perderse la sensibilidad cutánea en alguna de las zonas intervenidas (y siempre de forma momentánea) ya que suele recuperarse completamente en varios meses.

Además, pueden existir problemas con una buena cicatrización. Esto es debido fundamentalmente a que las zonas donde se realizan las incisiones durante la operación es piel muy fina donde existen pliegues o dobleces. Esto dificulta que la cicatrización sea todo lo limpia que debería debido a las propias de la zona. Con un cuidado de la zona, además de una serie de premisas impuestas por el médico no tiene por qué darse este efecto secundario.

En algunos casos puede producirse la acumulación de líquido inflamatorio en la parte más declive de las zonas tratadas. Se trata de algo temporal, puesto que cuando sea necesario procederemos a aspirar mediante punción para extraerlo.

El nuevo lifting V-Line

El nuevo método de Lifting V- Line con los hilos de Polidioxanona (PDO) está basado en la implantación de múltiples hilos de Polidioxanona , creando una red formada por vectores , que actúan como soporte a los tejidos , se produce una estimulación natural del colágeno , los hilos se reabsorben en 6 meses  y tras producirse una fibrosis en la zona tratada, se consigue un efecto que puede durar de 12 a 18 meses en función del tipo de piel edad y respuesta de cada paciente .

Aportan rejuvenecimiento , vitalidad , luminosidad y elasticidad a la piel. Se trata de un procedimiento muy seguro , rápido y prácticamente indoloro .Sin cortes , sin suturas , no traumático y vuelta a la vida cotidiana de forma inmediata.

También somos expertos en la colocación de hilos espiculados, estos producen un efecto lifting inmediato capaz de mejorar mejillas, cuello… Indicados en pacientes que no desean o no son candidatas a cirugía.

Síguenos