Ventajas y desventajas aumento de pecho

Ventajas e inconvenientes para la cicatriz

Areola: Excelente cicatriz en la mayoría de casos. Pero en el caso de que la cicatriz fuese mala, es donde más se notará. Esta vía de colocación de los implantes se asocia con más frecuencia a la aparición de contracturas por contaminación de las prótesis por gérmenes de los conductos galactóforos. La disección del bolsillo para colocar el implante, atraviesa la glándula mamaria por lo que producirá una cicatriz glandular que pudiera no ser conveniente en mujeres con mastopatías…etc que precisen mamografías etc. Podría afectar la lactancia, aunque no es lo común.

Surco submamario: Excelente cicatriz en la mayoría de casos. Si fuese de mala calidad, es donde menos se notaría. Menos tasa de contracturas, no cicatriz en la glándula mamaria, no interferencias con exploraciones radiológicas. Nula afectación lactancia.

¿Que vía elegir?

Es algo que deberá hablar con el cirujano y se valorarán para ello muchos factores:

Tamaño de la areola

Tamaño del implante

Si hay glándula: mucha o poca, y si es densa y poco distensible o no

Patología o no de la glándula

Edad de la paciente

Recomendaciones de su ginecólogo

Si se va a usar una prótesis anatómica o no (recomendada vía submamaria)

Si la mama es normal o tiene alteración de la forma: Tuberosa, etc o poco polo inferior

Deseos de la paciente

CALIDAD DE LA CICATRIZ: depende del paciente. Se notará más o menos según ella cicatrice. Se le mostrarán fotos. Puede ser excelente en areola y en surco y mala en areola y en surco. La CALIDAD DEFINITIVA DE LA CICATRIZ NO DEPENDE DEL SITIO DONDE ESTÉ UBICADA SINO DE CÓMO CICATRICE CADA PACIENTE.

Ventajas e inconvenientes en la posición del implante

Subpectoral: Duele más. La contracción muscular puede aplastar el implante y puede tener tendencia a desplazarlo a largo plazo. Más frecuentes las pérdidas de sensibilidad. Si la mama está caída puede haber tendencia a la formación de lo que se llama doble burbuja. Mejor para las mamografías.

Subfascial-Subglandular: Duele menos. No se desplaza el implante, menos pérdidas de sensibilidad. Si las condiciones variaran con los años y la paciente adelgazara mucho, podría aparecer ripling o arrugas (se podrían ver los pliegues del implante en el polo superior por debajo de la piel). Proyecta más la mama caída.

Si la indicación es buena se obtiene máxima naturalidad en todos los casos.

La decisión sobre el plano de colocación del implante es técnica y corresponde a su cirujano que valorará todos estos aspectos y algunos más: Profesión de la paciente, grado de ptosis etc. Ejemplo: Paciente deportista, si se puede, mejor no subpectorales.

Resumen:
En unos casos el implante se puede insertar debajo del músculo pectoral mayor (el músculo que permite mover los brazos aproximándolos al cuerpo). Esta posición ofrece una cobertura extra y reduce el riesgo de sentir o notar el borde superior de la prótesis, sobre todo en pacientes delgadas. La prótesis debe ser subpectoral en pacientes delgadas, de costillas marcadas y con poca mama previa a la cirugía. Otras veces, por ejemplo, cuando la mama tiene poca tensión y firmeza, o está algo caída y vacío el polo superior, o cuando existe una buena cantidad de tejido mamario antes del implante, al menos de 2 cm de espesor, el cirujano coloca el implante por encima del músculo por debajo de los tejidos mamarios. No está demostrado que la posición del implante influya en la contractura capsular. Tampoco el tipo de implante, aunque el rugoso parece ser el mejor, parece influir en la contractura.

La colocación subpectoral puede no estar indicada en deportistas.

Su cirujano debe decidir cual es la mejor posición para su implante.

La colocación subpectoral es más dolorosa y puede no estar indicada en mamas ptósicas (caídas) ya que levantará menos la mama. Hay que entender que el pectoral solo cubre la porción superior y medial del implante, el resto queda en posición subglandular.

Otra posición utilizada actualmente es la denominada subfascial debajo de la capa más superficial del músculo pectoral.

El tamaño
El tamaño va a depender del espacio que tenemos para alojar el implante. Es tan sencillo como medir el espacio de que disponemos para colocarla. El cirujano va a medir el ancho de su mama, y va a descontar 1,5 cm por dentro y por fuera ya que este tejido va a ser absorbido para la cobertura del implante.

En función del espacio de que se dispone sobre el tórax de la paciente, él va a proponer un determinado volumen. No sirven las referencia de otras paciente si la anchura del tórax es diferente a la suya, su estatura, o sus deseos son diferentes.

En base al consejo de su cirujano y a sus deseos de elegirán dos o tres volúmenes.

Podrá, usando un sujetador sin relleno y una camiseta ajustada verse en un espejo.

Como ve, el objetivo es que la prótesis quede bien cubierta por su mama y sus tejidos. No es aconsejable que el implante desborde los límites de la mama de la paciente. En base al volumen y la forma deseados, el cirujano recomendará un implante redondo de perfil moderado o de perfil alto (este permite más volumen a igualdad de base que el de perfil moderado) o anatómico. Las prótesis anatómicas rellenan más el polo inferior de la mama y son ideales para pacientes con escaso desarrollo del polo inferior, mamas tuberosas, pacientes con mamas muy pequeñas, o pacientes que quieran un polo superior muy poco proyectado. Las anatómicas nos permiten jugar con anchura, altura y proyección a la medida de cada paciente. Las redondas solo anchura y proyección.

Las anatómicas, como se le mostrará, llevan marcas para colocarlas derechas; pese a ello, exigen una buena visión para el cirujano, por lo que salvo areolas muy grandes, se suele preferir la vía submamaria parar colocarlas. Una complicación es que se puedan rotar después de colocadas.

Así pues y como resumen: La elección del tamaño de la prótesis compete a paciente y cirujano. La prótesis ha de ser colocada debajo de su mama y determinados tamaños excesivamente grandes en proporción a la base de la mama a aumentar, a la calidad y espesor de la piel y a la anchura del tórax no pueden ser asumidos sin incrementar riesgos de que las prótesis puedan ser palpadas o incluso visibles…mientras más se dilata la piel, más se adelgaza. En ciertos pacientes los aumentos deben de ser seriados…

¿Y si no estoy satisfecha con el tamaño de mi pecho? Generalmente su cirujano debe compatibilizar aumento con seguridad, y minimizar el riesgo de complicaciones derivadas de un tamaño excesivo. En ese hipotético caso, ¿podría algunos meses después de la primera cirugía efectuarse un nuevo aumento? Si.

Nota: Con el paso de los años, los tejidos que cubren la prótesis tienden a adelgazarse por los fenómenos de envejecimiento y por la presión que la propia prótesis ejerce sobre ellos. También influyen factores como que la paciente esté más gruesa o más delgada, el ejercicio excesivo que disminuye la masa grasa, etc. Por todo ello debe evitarse la colocación de prótesis excesivamente grandes. Un tamaño excesivo está reñido con un resultado natural.

¿En qué podemos ayudarte?

Nuevas prótesis de mama B-LITE

La cubierta de las prótesis B-lite es igual que las tradicionales (silicona), pero en su interior el gel cohesivo de silicona incluye microesferas, que son las que les otorgan mayor ligereza. Esto es posible gracias a una tecnología única y patentada. Siendo fabricadas en Alemania.

Servicios relacionados