Rinoplastia

¿Por qué rinoplastia en Sevilla, en Clínica Luanco?

El Dr. Luanco es pionero en España en la utilización de las técnicas de rinoplastia abierta. Ha participado y participa como profesor y ponente en Cursos y Congresos sobre rinoplastia. Ha organizado y dirigido el Curso Internacional de Rinoplastia en Sevilla, al que han acudido destacados especialistas nacionales y extranjeros.

El Dr. Luanco está considerado como uno de los mejores especialistas nacionales en Rinoplastia

– Más de 2.000 intervenciones realizadas.

– Especialista en rinoplastias especialmente complejas y rinoplastia secundaria.

– Técnicas no destructivas, rinoplastia estructural, respetuosas y conservadoras con la anatomía de la nariz.

– No hematomas

– No taponamiento o mínimo

– Rápida recuperación

Nuestra filosofía: Resultados naturales de “nariz no operada”. Nos gusta conseguir lo que nuestro/a paciente quiere, y que su nariz cambie pero siga siendo natural, que no se note que ha pasado por cirujano. Que su nariz esté bien no solo al año de la intervención sino toda su vida.

Dr. Luanco: “La rinoplastia es mi cirugía preferida porque es creativa, y pone a prueba todos mis recursos para conseguir lo que deseo. Todas las intervenciones son diferentes. ¡No hay dos iguales! Y los resultados no se pueden ocultar. Eso es una gran responsabilidad para el cirujano que me gusta asumir”.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico destinado a cambiar la forma de su nariz, actuando sobre su esqueleto osteo-cartilaginoso. La rinoplastia puede reducir o incrementar el tamaño de su nariz, cambiar la forma de la punta de la nariz o del dorso, mejorar la abertura de los orificios nasales, o reducirla, o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También puede corregir una malformación de nacimiento o las secuelas de un traumatismo, o ayudar a mejorar problemas de la respiración.

Consúltenos, estudiaremos su caso, y resolveremos todas sus dudas.

Candidato ideal para una rinoplastia

La rinoplastia va a mejorar su apariencia y la confianza en usted mismo. Si usted está físicamente saludable, es psicológicamente estable y realista en sus expectativas, entonces es un buen candidato. Lo son las personas que desean corregir aquello que no les gusta de su nariz, que entienden que no hay narices de catálogo, que entienden que es su nariz para su cara. También lo son los pacientes con nariz desviada, hundida, o que respiran mal y buscan mejorar tanto la estética como la función respiratoria

La edad también podrá ser una consideración. Hay que esperar a que haya terminado el desarrollo­ alrededor de los dieciséis años para las chicas y un poco después para los chicos. También es importante considerar el proceso de ajuste social y emocional de un joven y asegurarse de que la operación sea algo que ellos desean, y no sus padres.

Se puede realizar una rinoplastia para cumplir sus metas estéticas o propósitos reconstructivos, para corregir defectos de nacimiento o problemas de respiración.

Los resultados son excelentes, las complicaciones como hemorragias o infecciones son prácticamente inexistentes; a lo más la necesidad de algún pequeño retoque. Aproximadamente en uno de cada diez casos podrá ser necesario un segundo procedimiento,­ por ejemplo para corregir una deformidad menor. Tales casos no son predecibles y ocurren incluso en pacientes de los mejores cirujanos. La cirugía correctiva generalmente es menor.

Cirugía de la rinoplastia

Cómo planear su cirugía de rinoplastia
Es esencial que establezcamos una buena comunicación. Durante la consulta inicial, se le explicará todo lo relacionado con la intervención de rinoplastia en general, postoperatorio, recuperación y seguimiento. Le preguntaremos qué apariencia desea que su nariz tenga, evaluaremos la estructura tanto de su nariz como de su cara y hablaremos con usted de las posibilidades. También analizaremos si hay alguna dificultad respiratoria que haya que corregir debida a la desviación del tabique, cornetes, etc. En esos casos es posible que solicitemos un TAC, para completar el estudio.

También le explicaremos los factores que pueden influir el procedimiento y los resultados. Estos factores incluyen la estructura de los cartílagos y huesos de su nariz, la forma de su cara, el grosor de su piel, su edad y sus expectativas.

La intervención se realiza en clínica con ingreso de media estancia (alta por la tarde o completa, se duerme en la clínica). Se usa anestesia general.

También debe informarnos si tiene cualquier alergia o dificultad de la respiración; si está tomando medicamentos, vitaminas o drogas; o si usted fuma. Elaboraremos un planning para ver qué vamos a hacer exactamente con su nariz, nos ayudaremos de programas de imagen y fotografías, que nos permitirán previsualizar el resultado.

Preparación para la cirugía
Tras realizar el preoperatorio se le darán instrucciones específicas de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo ciertas sugerencias sobre qué debe comer y tomar, acerca de fumar, sobre qué vitaminas o medicamentos se deben tomar o evitar. Si sigue cuidadosamente estas instrucciones ayudará a que su cirugía salga más eficientemente y sin obstáculos.

Dónde se realiza su cirugía
La cirugía se realiza en un centro hospitalario.

Tipos de anestesia
La rinoplastia se puede realizar con anestesia local con sedación o general, dependiendo del tipo de cirugía que vayamos a hacer y dependiendo de lo que usted y su cirujano prefieran.

La cirugía
El abordaje es abierto o cerrado. En el abierto haremos una pequeña incisión en la columela, en ambos casos la incisión se extiende por dentro de los orificios nasales. La cicatriz en la rinoplastia abierta es absolutamente invisible. Las técnicas abiertas proporcionan mayor predecibilidad en los resultados, permiten trabajar mejor, con mejor visión y dar por ello mas calidad a nuestro trabajo que las cerradas. Son hoy día las que más usamos.

Durante la cirugía, la piel de la nariz se despega de la estructura ósteocartilaginosa, que va a ser modificada siguiendo lo planificado.

Eliminamos la parte del hueso y cartílago que forman el caballete o giba utilizando una lima, quitamos trocitos de cartílago de las alas, damos puntos para estrechar los cartílagos, podemos rotar la punta de la nariz si es larga, alargarla si se trata de una nariz corta, estrechar, ensanchar… En más raras ocasiones ponemos injertos para aumentar..

Si los orificios nasales son grandes podemos extraer pequeñas porciones de piel de la base, estrechando así la abertura. Si el tabique o la nariz están desviados lo corregiremos también.

Al terminar la cirugía se aplicará una férula para ayudar a que la nariz mantenga su nueva forma y recolocar los huesos nasales y un taponamiento nasal que se mantendrá 24 horas.

Postoperatorio de la rinoplastia

Nuestros pacientes debido al uso de una técnica quirúrgica muy a traumática y al tipo de anestesia empleado, no tienen hematomas ni moratones en las mejillas, en nuestras manos es algo excepcional que eso suceda.

La cirugía es absolutamente indolora, puede resultar incómodo, pero nunca doloroso. El taponamiento: No usamos taponamiento en muchas rinoplastias con lo que nuestros pacientes evitan esa incomodidad, y si se colocan se retiran en 24 horas.

Resultados
El cambio es evidente desde el primer momento, aunque un mínimo hinchazón puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. El resultado definitivo se obtiene entre seis meses y un 1 año aproximadamente.

Riesgos y garantías
Cuando la rinoplastia es realizada por un cirujano plástico cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. Los resultados son excelentes y el grado de satisfacción de nuestras/os pacientes muy alto.

No hay problemas relacionados con las cicatrices, ya que las incisiones están en el interior de la nariz; incluso en la rinoplastia abierta la cicatriz es imperceptible. Aproximadamente, en 1 de cada 10 casos es preciso realizar algún retoque para corregir defectos menores. Esos casos son impredecibles y ocurren incluso a los pacientes de los cirujanos plásticos con más experiencia.

Vuelta a la normalidad
La mayoría de los pacientes de una operación de rinoplastia pueden realizar sus tareas normales en uno o dos días, regresando a sus clases o trabajo en una semana aproximadamente después de la cirugía. En general como mucho en 10 a 14 días nuestros pacientes están en condiciones de hacer vida normal.

Deporte intenso y tomar el sol, al mes de la cirugía se puede hacer.

Le explicaremos cómo puede usar sus gafas, si es el caso.

Programaremos visitas frecuentes de seguimiento en los meses posteriores para ver como va evolucionando.

Su nueva apariencia
Día tras día su nariz se verá mejor. En una o dos semanas no tendrá la apariencia de haber sido operada.

La férula termoplástica ha sustituido a la antigua escayola y se retira a los 7 días.

A partir de ese momento su nariz aunque aún un poco hinchada le permitirá hacer una vida social absolutamente normal.

Todos los pacientes tendrán seguimiento de un año, pues existe una hinchazón residual que irá desapareciendo poco a poco, así como sensación de acorchamiento y algo de dureza al tocar la piel de la nariz. Se dice que el resultado absolutamente definitivo de una rinoplastia, no puede valorarse por completo hasta los seis meses, incluso un año después de la intervención.

Síguenos