Todo lo que debes saber sobre rinoplastia

rinoplastia

Todo lo que debes saber sobre rinoplastia

Si estás pensando en hacerte una rinoplastia pero no sabes bien en qué consiste y por qué deberías hacértela te damos algunas claves para que puedas saber si es lo que buscas.

A qué llamamos rinoplastia

La rinoplastia es una intervención quirúrgica para acabar con determinados problemas estéticos como pueden ser la giba ósea, el hueso que sobresale de la nariz y que se puede parecer a una joroba, determinadas desviaciones de la nariz y también determinados tipos de malformaciones congénitas como puede ser el paladar hendido.

El objetivo de este tipo de intervenciones es devolver la armonía visual del rostro al paciente, de tal modo que la nariz se adapte a la cara, siguiendo los rasgos de la cara y que quede absolutamente natural sin que parezca que está operada.

En décadas anteriores, el que realizaba la septoplastia era el otorrinolaringólogo que era el que, además, se encargaba de resolver posibles problemas que pudieran surgir funcionales. A su vez, la rinoplastia estética tal y como hoy la conocíamos la hacía un cirujano maxilofacial o estético.

A partir de la segunda mitad del xx, con estas intervenciones ya se busca también hacer una especie de cirugía integral que sea capaz de atender tanto problemas funcionales, como reconstructivos y estéticos. No obstante, la parte de cirugía plástica se encarga de atender la parte tanto estética como reconstructiva, pero también requiere la intervención del resto de especialistas como los que encontrarás en https://clinicaluanco.es/rinoplastia-precio/

Tipos de rinoplastia

Dentro de las rinoplastias también hay diferentes tipos si atendemos al modo de proceder quirúrgico que se puede dar.

La rinoplastia clásica

Se trata de un tipo de rinoplastia cerrada que a día de hoy todavía sigue siendo el modo de intervención más frecuente. Todavía hoy es el tipo de intervención más usada por los cirujanos. La gran ventaja que se existe es que no conlleva una cicatriz visible. Para realizarla se accede mediante los cartílagos, pero también puede hacerse por el tabique o las fosas nasales.

Así lo que se logra es acabar la intervención sin la necesidad de realizar incisiones exteriores. Con este tipo de intervención el cirujano logra tener acceso a gran parte de las zonas problemáticas y también puede ir moldeando la zona sin mayor problema hasta que la nariz tenga la forma que desea. Para el paciente suele ser la opción más cómoda ya que no deja marcas.

Rinoplastia abierta 

La rinoplastia abierta, se diferencia de la cerrada, en que al hacerla se puede visualizar por completo el esqueleto nasal. Al realizarla deja una mínima cicatriz sobre la la columela nasal y el edema postoperatorio que se produce es mayor pero lo cierto es que se suele usar cuando ya se ha intervenido con anterioridad al paciente o, por la propia naturaleza de la intervención, se debe hacer una exposición amplia del esqueleto nasal para poder intervenir de un modo más adecuado. Apostar por una técnica u otra dependerá de la elección del cirujano.

Rinoplastia secundaria

Se trata de aquella que se hace en pacientes que ya han tenido una cirugía en la nariz de manera previa y deben ser sometidos a una nueva cirugía o porque han surgido complicaciones o porque se deben resolver problemas derivados. A este tipo de intervenciones se les llama rinoplastía revisional.

Rinoplastia ultrasónica

Lo que se ha dado en llamar popularmente rinoplastia ultrasónica, alude a la utilización de un piezotomo (un aparato que mediante ultrasonidos es capaz de actuar sobre el hueso, modelándolo o cortándolo ). Se venía utilizando este instrumento desde hace algunos años en Cirugía Bucal y Maxilofacial y por Odontología. Fue hace poco tiempo cuando el Dr. Olivier Gerbault, prestigioso especialista francés en cirugía de nariz, a quien tuve como profesor invitado en mi Curso Internacional de Rinoplastia, comienza a usar esta tecnología y diseña unas puntas especiales, para realizar las osteotomías de la rinoplastia, en sustitución o como alternativa a los procedimientos clásicos donde el tratamiento de los huesos nasales se realizaba con limas y escoplo y martillo.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de la rinoplastia ultrasónica?

La gran diferencia de la rinoplastia ultrasónica con la rinoplastia tradicional es el corte del hueso es más preciso y limpio que con los tradicionales escoplos, previéndose los cortes irregulares y las fracturas inadecuadas o por sitios no controlados.

El corte del hueso no afecta a la mucosa de la nariz que se respeta, ni al cartílago.

El limado del dorso es más regular que con las habituales limas.

Por otro lado, es muy útil para la corrección de asimetrías de los huesos y para tratar gibas laterales, huesos irregulares y convexidades.

Se producen menos moratones o cardenales.

La recuperación para una vida social normal es más rápida.

Este tipo de tratamiento también es ideal para tratar la nariz desviada.

En definitiva, se trata de un procedimiento suave y menos traumático que ofrece un remodelado preciso del hueso y resultados estables a largo plazo.

Perfectamente indicado para todo tipo de rinoplastia, pero especialmente para nariz ancha, desviada, con irregularidades óseas, y en rinoplastia secundaria.

Proporciona una recuperación rápida con incorporación precoz a la vida social, con menos edema, hinchazón o moratones y resultados muy naturales.

Mas info aparatología: https://www.urquimed.es/productos#Rinoplastia

Otras intervenciones

Más allá de estos tres tipos de rinoplastia existen otras opciones como las que, a continuación, vamos a detallar.

Corrección de la raíz

Se conoce como raíz a la parte posterior de la nariz. Se encuentra junto a la zona del cartílago subyacente. Aquí puede verse un bulto cuando es una zona grande o tener poca profundidad. Con esta práctica lo que se busca es corregir esas imperfecciones y rebajar o dar volumen mediante el propio cartílago de la nariz, lo que dará lugar a una nariz más recta y estética.

Enderezamiento de la nariz

Este tipo de intervenciones se da si la nariz está algo torcida, aquí entonces lo que se busca es retirar algo de hueso o cartílago mediante el uso de una férula para mantener la nariz mientras cicatriza con el menor movimiento posible.

Reducción y rotación de punta

Al hablar de la rotación es hacer referencia a la punta de la nariz si se mueve hacia arriba o hacia abajo. Si la punta no está definida debe reajustarse mediante una falta de rotación de la misma.

Related posts

Lo que la mesoterapia capilar puede hacer para frenar la caída del cabello

Esta técnica no quirúrgica puede resultar eficaz en determinados casos de alopecia Tal como explica la Fundación Piel Sana, la mesoterapia, como concepto, hace referencia a una serie de...

Give a Reply