Tratamiento láser acné

tratamiento laser acne

Tratamiento láser acné

Tratamiento láser acné, la solución a tus problemas

En acné es una característica de la piel que suele aparecer durante la adolescencia y que está vinculada a los cambios hormonales que los adolescentes experimentan durante esta etapa de cambio a su edad adulta. Se caracteriza por la aparición de erupciones o granos en la zona del rostro. Dependiendo de cada caso, más acentuados o menos, en zonas como la frente, el mentón, los carrillos o la nariz. Esta transición, que suele aparecer a los 14-15 años de edad aproximadamente, en muchos casos desaparece con el tiempo.

Sin embargo, en algunos casos concretos esta modificación de la piel persiste más allá de los 18 y caracteriza también la vida del adulto. Las causas por las que suele extenderse suelen ser muy variadas. Causas genéticas, una alimentación basada en grasas, situaciones de estrés, sudación excesiva, el consumo de algunos métodos anticonceptivos orales, entre otras. ¿Te ocurre esto? Te proponemos una solución, el tratamiento láser acné.

 

Tratamiento láser acné, el recurso más efectivo

La persistencia del acné más allá de la adolescencia se debe a una foliculitis, una inflamación y posterior infección del poro folicular, algo que provoca que aparezcan los denominados granos. Existen gran cantidad de tratamientos para acabar con esta circunstancia, pero no todos son igual de efectivos en cada uno de los casos. Esto es debido a que existen muchas causas que son ajenas a tratamientos planteados para ello, basados en reducir la grasa de la piel del rostro y acabar por ello con el acné.

El tratamiento láser acné es uno de los más efectivos en lo que respecta a acabar con esta característica del rostro tan molesta. Hay que tener en cuenta que hay distintos tipos de acné. Por un lado, podemos encontrar el llamado acné leve. Para este caso no es necesario un tratamiento tan profundo, sino que bastaría con un cuidado de la piel constante, pasando por la limpieza diaria del rostro y una alimentación en la que se eviten las grasas.

En el caso de acné moderado puede paliarse con tratamientos basados en peróxido de benzoilo, retinoides y antibióticos. Por último, si se tiene o se cree tener acné severo lo ideal es consultar al especialista que valore el caso de un tratamiento láser acné.

 

¿En qué consiste el tratamiento láser acné?

Este tipo de tratamientos es la opción terapéutica más innovadora para el tratamiento del acné activo. Consiste en la aplicación sobre la piel de una sustancia sensible a la luz, llamada ácido aminolevulínico. Esto provoca que las células enfermas se mueran y se evita de esta manera que produzcan grasa. Esta terapia es ideal si se quieren obtener resultados efectivos sin tener que recurrir a otros tratamientos como el consumo de medicamentos por vía oral.

Además el tratamiento láser acné ayuda a disminuir el acné no solamente acabando con estas células. También modulando a través del tratamiento la producción de sebo. Además tiene un efecto antiinflamatorio que hace que el paciente vuelva a la normalidad cuanto antes.

Esta es la mejor propuesta, como hemos comentado anteriormente, para pacientes que no han tenido una buena respuesta a los denominados tratamientos tópicos. También para los que quieren acabar con el problema sin pasar por una fase de tratamiento que se puede alargar unos meses.

 

Los tratamientos con luz pulsada

En Clínica Luanco podemos ayudarte a mejorar tu aspecto con el tratamiento láser acné, a lo que se añaden otro tipo de tratamientos que afectan al estado de la piel. En este sentido, puedes tener la confianza plena en nuestro equipo, comandado por el doctor Luanco, que te asesorará con los mejores tratamientos del mercado y, sobre todo, los que más se adaptan a ti.

En este sentido, los tratamientos con luz pulsada suponen todo un avance porque a través de un tratamiento no quirúrgico se puede acabar con problemas como el acné, las marcas de expresión, las manchas ocasionadas por el sol y que son tan perjudiciales para el rostro, etc.

Somos expertos en este tipo de tratamientos que te ayudará a mejorar la calidad de tu piel, cambiar tu aspecto y mejorar en cuestiones de salud. La principal ventaja de todo ello es la pronta recuperación del paciente. Este  vuelve a su vida diaria sin problema tras el tratamiento y con la certeza de haber mejorado su imagen.

 

¿Qué hacer después de haberse sometido al tratamiento?

Por otro lado, el tratamiento láser para el acné es un procedimiento que dura una hora y 20 minutos. Este tipo de tratamiento consta de dos fases. En una primera se le aplica al paciente un producto fotosensibilizante y se le deja actuar, para que penetre bien en la piel, durante unos 45 minutos aproximadamente. Después se eso se aplica luz pulsada sobre el rostro, provocando que las células causantes del acné mueran. Se trata de un tratamiento cómodo para el paciente que una vez finalizado se lavará la cara y podrá hacer vida normal.

Como únicas precauciones se debe evitar la exposición al sol durante 4-6 semanas antes del tratamiento y de nuevo después del tratamiento hasta que el médico lo permita. Asimismo no es recomendable el uso de cosméticos o de limpiadores o tratamientos faciales justo después del tratamiento.

Descubre cómo podemos ayudarte, cuáles son las opciones para acabar con tu acné. Podemos hacer que tu aspecto mejore llamándonos a los teléfonos 954 63 87 19 y 954 54 10 48. ¡Te atenderemos encantados!

 

Related posts

Give a Reply